7 jul. 2015

Una caída o más, no son suficientes para dejar de creer.

Saben algo?
La vida  y algunas personas que conozcamos se van a encargar de enseñarnos que el amor ya no existe. Últimamente la gente está dejando de creer. Está dejando de confiar en el otro, está actuando desde su egoísmo e individualidad. Cada vez somos menos los que creemos en el amor verdadero. No hablo de ese amor posesivo y celoso. Hablo de quitarse los escudos y armaduras frente a una persona sin salir herido. Hablo de la sinceridad por sobre todas las cosas. Soy de las personas que siempre creen en la gente al comienzo, y a veces me he decepcionado y como todos también he sufrido. Pero creo que sufrir una vez o dos, o cuantas sean, no son un motivo de fuerza para dejar de creer en algo tan bonito como el amor desinteresado, honesto e incondicional.

Creo que cada uno tiene una persona para su vida. Algunas personas aparecen rápido, otras se demoran más en aparecer. Y mientras aparece debemos hacer las cosas bien, y eso para mi significa no hacer sufrir a los demás.

No dejen de creer, que el amor debe andar de vacaciones pero llegará.