11 ago. 2015

La vida es circular.

Estos días me recuerdan un poco a los días del pasado:
Las mismas luces.
Los mismos caminos.
Los mismos pensamientos.
Las mismas canciones.
Y la misma soledad.

Es como si pudiera volver el tiempo atrás,
Como si casi estuviera viviendo nuevamente lo mismo:
El corazón roto.
Los pensamientos hondos.
La soledad.

Las mismas esperanzas,
Nunca hechas realidad.
Las mismas melodías,
Por los mismos caminos,
Las mismas luces.
La misma tristeza.

Y la misma soledad.

7 jul. 2015

Una caída o más, no son suficientes para dejar de creer.

Saben algo?
La vida  y algunas personas que conozcamos se van a encargar de enseñarnos que el amor ya no existe. Últimamente la gente está dejando de creer. Está dejando de confiar en el otro, está actuando desde su egoísmo e individualidad. Cada vez somos menos los que creemos en el amor verdadero. No hablo de ese amor posesivo y celoso. Hablo de quitarse los escudos y armaduras frente a una persona sin salir herido. Hablo de la sinceridad por sobre todas las cosas. Soy de las personas que siempre creen en la gente al comienzo, y a veces me he decepcionado y como todos también he sufrido. Pero creo que sufrir una vez o dos, o cuantas sean, no son un motivo de fuerza para dejar de creer en algo tan bonito como el amor desinteresado, honesto e incondicional.

Creo que cada uno tiene una persona para su vida. Algunas personas aparecen rápido, otras se demoran más en aparecer. Y mientras aparece debemos hacer las cosas bien, y eso para mi significa no hacer sufrir a los demás.

No dejen de creer, que el amor debe andar de vacaciones pero llegará. 


13 jun. 2015

Nuevo case para Doglovers


Hola! Hoy me entretuve mucho creando éste diseño  de carcasa de perritos. Lo habían pedido mucho y al fin encontré la inspiración y me decidí a hacerlo.
Primero  hice los bocetos en mi sketchbook con lápiz grafito. Luego hice los perritos definitivos con tiralíneas, para luego escanearlo y pintarlo en photoshop. Escogí colores alegres que me representen.
La etapa del diseño es la más importante y tediosa u.u , y finalmente viene lo más fácil que es estamparla! Es la etapa más emocionante también porque puedes ver el resultado definitivo de tu trabajo! O sea que ves finalmente realizada la idea que tenías en tu cabeza y cuando queda bien me llena de alegría. 
Las carcasas las hago yo misma en mi taller! Así que quienes tengan alguna de mis cases se llevan también el cariño con el que las hago. Porque esta frase es cierta:

"Elige un trabajo que ames y no tendrás que trabajar un día más en tu vida".
Cómo pueden adquirir una? Contactándome por facebook :) Les dejo mi página Aquí

Besitos! Nicol.



Diseño de patrón creado por mi, perritos con chalecos, tomando bebida, leyendo y durmiendo jaja.

Finalmente así quedó el resultado definitivo =)




12 jun. 2015

Me haces sentir cosas bonitas



tiralineas, y marcadores.

Él apareció cuando no buscaba ni esperaba nada.
Así es el destino: Un día toca a tu puerta y te puede encontrar en la ducha, cuando no estás listo para recibir la sorpresa.
Inmediatamente mi mundo empezó a cambiar. Pero no era mi mundo, sino que cambió mi manera de ver las cosas. 
Si cambias la manera de ver las cosas, las cosas cambiarán de forma.
Empecé a sentir cosas bonitas, y entonces todo se embelleció. El exterior también se veía más lindo,
y siempre es así. Cuando estás lindo por dentro, el exterior también lucirá lindo.

Aunque les voy a contar algo: Mi vida ya era linda antes de que él apareciera, y ese es el secreto de la felicidad. No esperar que alguien llegue para poder ser feliz.
Creo que la felicidad es un camino que puedes comenzar a recorrer hoy y en cualquier momento! Y sólo necesitas las ganas de cambiar para poder viajar. Qué esperas para partir?

11 jun. 2015

3 jun. 2015

Una mirada al pasado

Ilustración hecha en mi croquera Moleskine en un día de lluvia. Grafito, tiralíneas y policromos.


Pude observar con más claridad y finalmente concluí que ya no soy la misma.

26 may. 2015

Algo que hago mal: conquistar.


No puedo ser buena para conquistar. Aunque trate. Parece que los gatos y las parejas no son compatibles jaja.



14 may. 2015

Ésta soy yo




Descubrí mi pasión hace muchos años atrás.

Dicen que cuando descubres tu talento, o tu elemento, es una verdadera epifanía. Un momento mágico. Una especie de revelación que queda grabada por siempre en tu vida, y que te enseña tu camino a seguir.

Tenía tres años. Recuerdo que esa mañana la casa estaba muy desordenada porque mi hermano (que estaba en kínder) había estado haciendo un trabajo para el colegio y habían pinturas desparramadas en el mesón, junto con pinceles y materiales para pintar. Miré curiosa todos los materiales y en seguida quise ocuparlos.

Busqué una superficie limpia para pintar, y lo único que encontré fue un cartón blanco.
Lo puse sobre el mesón y me decidí a pintar con los dedos.
Lo que ocurrió después, fue mi epifanía. Todo fluyó solo, el tiempo no importó, dejé de pensar y me dejé llevar pintando la imagen de mi propia casa que tenía en mi cabeza. Luego dejé el cartón en el mesón, y me puse a jugar con otras cosas, olvidándome de la pintura.
Más tarde, escuché a mis padres comentando algo y parecían impresionados. Estaban mirando mi pintura.
Me preguntaron cómo la había hecho y cómo había aprendido. No supe responder, les dije que la pinté con los dedos y que quise dibujar nuestra casa. No podían dejar de mirarla, decían que esa simple casa, la primera que había pintado en mi vida, transmitía sentimientos. Luego cada persona que miraba la pintura decía que sentía algo al verla. Yo era una niña, y muy pequeña por lo demás, así que nunca supe si mi casa realmente transmitía algún sentimiento, yo sólo había disfrutado demasiado esa experiencia de pintar con mis dedos una imagen que tenía en mi cabeza.

Pasaron los años, y como era de esperarse, mis momentos favoritos en el colegio eran los relacionados con dibujos y pintura. Siempre disfruté mucho haciéndolo y puedo decir que para mi edad estaban muy bien hechos.

Por esas cosas de la vida, más que nada por las influencias de las personas que me rodean, y de la sociedad en  general, al crecer (aunque seguí dibujando, sobretodo animé en la niñez/adolescencia) no me dediqué al arte en primera instancia. Estudié una carrera del área de la salud en la Universidad. Me gradué prácticamente sin dificultades, pero algo ocurrió tiempo después de trabajar como profesional.

Por alguna razón, mi sola profesión no me llenaba. Si bien disfruto de ayudar a la gente y compartir mis conocimientos,  había algo que faltaba, y  comencé a experimentar el estrés y la angustia.
Estuve un tiempo buscando trabajo, y en ese tiempo escuché una vocecita dentro de mí y decidí invertir y comprarme acuarelas, lápices y blocks de dibujo, sin tener conocimiento de lo que iba a hacer. Luego busqué imágenes que me inspiraban e intenté reproducirlas en el papel. Los primeros intentos no estaban mal. Y comencé a publicarlos en internet cuando tenía tiempo libre.
Mirando otros trabajos sabía que aún tenía mucho que mejorar y me propuse superarme un poco todos los días.

Al comienzo sólo me dediqué a dibujar.

Con el paso del tiempo y con la ayuda de internet mis dibujos fueron recibiendo buenas críticas en las redes sociales, tales como instagram, deviantart, tumblr, y mi blog. Y a menudo me escribía gente de otros lugares del mundo para comentarme cuánto las inspiraban mis creaciones, motivándome de esa manera a seguir haciendo lo que tanto me estaba gustando hacer.

Aún seguía trabajando en mi profesión. En mi tiempo libre me dedicaba a dibujar y publicar mis dibujos, y el resto del tiempo lo ocupaba en hacer vida social. Mi vida en ese entonces era un poco monótona, y con el paso de los meses sentí que algo debía cambiar nuevamente.

Me propuse intentarlo más aún. Quería que mis dibujos me representaran, quería lograr “algo” con ellos. Y necesitaba dedicarles más tiempo. Entonces tomé una de las decisiones más importantes de mi vida. Renuncié a mi trabajo, y decidí reducir más mis horas trabajando en mi profesión, y aumentar las horas trabajando en lo que más me motivaba en ese momento. Cualquier persona diría que es una locura, porque a mi edad no podía darme ese lujo, pero era un asunto de “ahora o nunca”. Entonces me armé de valentía, y confié en las oportunidades de la vida y simplemente lo hice.

Aún no puedo decir que he llegado donde quiero, no puedo decir que todo ha sido color de rosa desde ese momento. Pero me miro al espejo, y sí me veo más feliz. Soy una persona nueva, que vive haciendo lo que ama, que disfruta de expresarse a través de colores y formas, y en cuanto a mi pasión, creo he progresado y aprendido  mucho en este tiempo, recibiendo a menudo palabras muy lindas de parte de quienes ven mi trabajo publicado en internet.

La decisión que tomé marcó una bifurcación en mi vida, en donde decidí confiar en lo que yo sabía que era lo que me apasionaba.
Y ésta historia comenzó así, pero aún queda mucho por escribir…
Quise contárselas para que se animen a tomar las decisiones correctas en su momento, a elegir lo que los hará más felices.

Yo les puedo decir con total confianza, que si muero hoy, moriría feliz y satisfecha por todo lo que he hecho.  Por eso: Sigan los caminos de su corazón y persigan sus sueños!!!!


Nicol.

4 abr. 2015

¿Cómo se llama la obra?

Y bueno. Llega ese momento en tu vida en el que te miras y ves que has estado roto por dentro, y así como tú, casi toda la gente de tu edad ya conoce esa sensación y ha estado o está rota por dentro también.
Empiezas a vivir en el mundo de evitar las ilusiones. De no involucrarse demasiado. De la comunicación difícil, de las palabras estratégicas y la intervención de la conciencia antes que el sentimiento puro en sí.
Es el mundo de los personajes. Todos juegan a desempeñar un papel por algún momento. Usan máscaras y disfraces para mantener su interior intacto libre de nuevas heridas. Así como el tipo que un día despierta y quiere hacer las cosas bien, el padre de familia, la chica perfecta,  el hombre que juega a estar perdidamente enamorado de ti sólo para conseguir un romance pasajero, o la mujer que finje amor sólo porque quiere un marido.
No piensan que puede que actúen demasiado bien, y que cuando se aburran de jugar a su papel alguien va a salir herido. Son capaces de usar cualquier máscara y disfraz o llamémoslo también barrera, con tal de protegerse del daño.
Así como algunos se dedican a buscar y actuar como personajes, otros intentan no participar en la obra, y es entonces cuando descubren que si no juegan algún papel, lo más probable es que  queden descubiertos y finalmente sufran.
Ya no puedo decir que sufrir es malo. Hay que aprender a sufrir.
Las personas no entienden ni saben lo que es sufrir y por eso le tienen miedo.
Digo que no saben sufrir porque la mayoría deja que el sufrimiento los domine.

Si no sabes experimentar el sufrimiento, llegará un momento en el que probablemente el dolor comenzará dominar la situación y tu vida se va a descontrolar en gran medida. Y en ese descontrol es muy fácil viajar a los extremos, querer encontrar finales rápidos o experimentar desesperación. Pero si ya conoces como funciona, y si sabes que la vida es cíclica, que todo lo que va vuelve, que tras la oscuridad viene la luz y viceversa. Sabrás que el sufrimiento nunca es eterno. Sabrás  también que pasará un día o quizás dos, tres, un mes, un año, no importa realmente la cantidad de días que pasen. Pero llegará un día en el que vas a ver que lo que te hacía sufrir ha desaparecido, y quedará en ese lugar el recuerdo y la lección. Y descubres que sufrir ya no se ve tan mal.  Y aprendes que jugar a ser tú mismo mientras todos juegan a un personaje quizá tenga sus ventajas. Por ejemplo, la ventaja de encontrarte con alguien que tampoco lleve esa máscara, y que por lo tanto, no jugará contigo un papel. Sino que vivirá una verdad. No querrá ser bueno para ti mientras le dure el encanto. Querrá, al igual que tu, ser bueno auténticamente.  Bueno para él mismo y para todos los demás. Y así, cuando estén juntos, no vivirán en un mundo de personajes  ni de máscaras, sino que intentarán descubrir el mundo tal y como es. Su verdad tras la cortina, tras la escenografía que han creado todos los directores de esta obra sin sentido.

Nicol