23 nov. 2016

Yo te reconocí.
Al mirar tus ojos y estar entre tus brazos supe quién eras.
No te vi yo, te vio mi corazón.
En un momento equivocado, para mi, para ti.
Tú estabas distraído, escuchando los sonidos en otro lugar.
Mientras yo contemplé todas esas chispas que se formaban al abrazarnos.

He luchado contra esto, contra mí.
Contra todo el mar que siento.
Para salir de este lugar equivocado.
Y el tiempo me ha enseñado que tal vez la mejor lucha
es dejar de luchar.
Hacer que nada pasa, olvidarse del reloj
vivir como un loco, sin importar los días, las horas,
ni cuántas veces te vienes a dormir a mi cabeza.
Sólo por fastidiar.
Justo en las noches,
a esa hora en que todos se callan, tú me hablas las cosas de ayer.

Un día despertaré y dejaré de sentir.
Me conformaré de pensar que tal vez tu y yo
en un universo paralelo
o quizás en otra vida.
En alguna otra oportunidad , entre esos abrazos y miradas
también sabrás quién soy.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Thank you for your comments! Please leave a link to your blog and I will reply every comment :)

Nicol.